Actualidad|

A lo largo de los años, sigue creciendo la competencia desleal que sufre el Plátano de Canarias, nuestra fruta nacional. Y es que, la banana sigue vendiéndose por debajo de los costes de producción, lo que hace que el consumidor opte por comprarla pese a su baja calidad frente al Plátano de Canarias.

La política de precios de derribo de la banana que llega de África y de América al mercado español se ha acentuado en los últimos años. Su importación en el mercado mayorista se ofrece en España a precios entre 0,40-0,50€/kg, esto se sitúa en un precio muy por debajo de los costes de producción.

De hecho, la banana importada de terceros países ha mantenido un precio medio en el resto de la Unión Europea entre un 60% y un 80% (0,65-0,70€/kg) mayor que el ofertado en nuestro país (0,65-0,70€/kg), los más bajos de Europa para poder competir de forma desleal en precio con el Plátano de Canarias de nuestro país.

A esto se suma el mayor margen comercial que las cadenas aplican al Plátano de Canarias. El margen de la distribución aplicado al Plátano de Canarias viene siendo muy superior al que aplican a la banana importada. La banana que se compra a 50 céntimos/kg llega al consumidor a 80 céntimos/kg, mientras que plátano que se compra a los productores a 70 céntimos llega al consumidor a 2,5 €. Es decir que el alto precio al que llega al consumidor no viene del productor.

Este problema es algo que la Ley de la Cadena Alimentaria no va a resolver, así lo denuncian los productores de Plátanos de Canarias que critican que se dirige al consumidor a comprar un producto importado, más barato, pero de peor calidad.

Sin olvidar un tejido productivo que es vital para las Islas Canarias, que poco a poco se va destruyendo y eso son miles de familias que se juegan con el Plátano de Canarias su economía.

Fuente de la información: www.ondacero.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close Search Window